Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Muchos criminólogos y criminólogas estudian otras disciplinas complementarias después de la carrera con la intención de ampliar su formación y opciones laborales. Es el caso de Laura, que además de criminóloga es integradora social. Aun así, en esta ocasión viene a hablarnos de sus diferentes experiencias relacionadas con la criminología y concretamente en el ámbito de la seguridad. Conozcamos un poco más sobre esta trayectoria tan peculiar y multidisciplinaria.

Laura Doncel Ríos

Criminóloga, Integradora social y coordinadora de seguridad

Cuéntanos sobre ti…

Mi nombre es Laura Doncel Ríos y tengo 26 años. Resido en  la Llagosta, un municipio de Barcelona

Mi formación gira en torno al ámbito social y al mundo de la seguridad. Soy Integradora social y Criminóloga especializada en ejecución penal y criminología forense.

Además de ello, recientemente me he titulado como perito judicial en seguridad privada e informática forense.

Además de mi formación reglada cuento con numerosos cursos de especialización en distintos ámbitos: menores en el procedimiento judicial; prevención del extremismo violento en centros penitenciarios; mediación social y comunitaria; mediación intercultural…

Desde hace más de 6 años me encuentro vinculada laboralmente al mundo social. Esta vinculación me ha obligado a mantenerme en constante formación debido a que este sector se encuentra en un periodo de cambio y desarrollo permanente. De esta forma podemos conocer en todo momento las necesidades de cada colectivo y así poder realizar un buen trabajo de reinserción, reintegración, soporte.

Mi experiencia laboral como criminóloga comenzó cuando me encontraba en 3º de carrera, me surgió la oportunidad de colaborar en un proyecto de investigación de la Universidad de Barcelona junto a la asociación Bosch y Gimpera, el cual me abrió muchas puertas y me permitió realizar mi primera publicación, participando en el libro “Compliance urbanístico”, en el cual colaboran muchos profesionales del mundo penal y contencioso administrativo y en el que tuve el placer de detallar un capítulo en el cual exponía como se construyen desde un punto de vista criminológico los casos de corrupción.

Mi trayectoria como criminóloga en la colaboración en proyectos de investigación se ha centrado casi en su totalidad en la corrupción urbanística. Una tipología delictiva catalogada de forma errónea como un “delito de segundas”, pero sobre la cual los criminólogos tenemos mucho que aportar. En mi caso, mis aportaciones se han centrado en la búsqueda de un mecanismo de prevención, ya que se trata de un delito basado en la oportunidad delictiva (y con gran connotación cultural). Por lo tanto si nos centramos en establecer mecanismos eficaces para su prevención, este tipo de delitos se verán muy reducidos. Afortunadamente la criminología cuenta con numerosas teorías enfocadas a la reducción de la oportunidad criminal y las cuales me han servido de gran ayuda para elaborar planes de prevención de la corrupción urbanística.

Pero la corrupción no es el único ámbito que me interesa. Como previamente he expuesto desde hace 6 años trabajo como Integradora social (sobre todo con menores en riesgo de exclusión). La criminología me ha permitido complementar de manera muy amplia mi formación social. Gracias a ella, puedo realizar una mejor detección de los factores de riesgo de cada usuario y así poder crear planes individuales para fomentar los factores de protección adecuados a cada caso.

Pero sin duda alguna, si hay un ámbito criminológico de mi gran interés es la victimología, las medidas penales alternativas y la reinserción.

Las medidas penales alternativas y la reinserción son sin duda alguna el futuro de cualquier sociedad democrática, ¿y es qué acaso en nuestra constitución no se hace especial mención a que la prisión se encuentra enfocada a la reinserción y a la reintegración?, sino se trabaja por una sociedad que crea realmente en la reinserción, que fomente la empatía y el resarcimiento de la víctima, simplemente estaremos “castigando” por “castigar” y estos sujetos no sacaran nada más de su estancia en prisión, que una especialización delictiva.  Y ya por no hablar de la falta de protección que nuestro sistema jurídico ofrece a las víctimas y en especial a las víctimas de determinados delitos. En este sentido  hace un par de meses publiqué un artículo llamado “El estatuto de la víctima, el derecho a la intimidad y su vulneración por parte de tribunales y medios de comunicación”, el cual os animo a leer si queréis conocer un poco más sobre este tema.

Actualmente, ¿A qué te dedicas?

Actualmente soy coordinadora de seguridad y auxiliar de administración en una empresa y además ejerzo como Jurista de sensibilización con la educación y los derechos humanos (en calidad de voluntariado), en la asociación el defensor del estudiante.

Como coordinadora de seguridad realizo algunos planes de prevención de delitos comunes (posibles hurtos, refuerzo de los sistemas de seguridad..,) pero sobre todo me dedico a la administración y gestión de la empresa.

En mi posición de jurista en el defensor del estudiante, me encargo (de forma conjunta con un gran equipo de profesionales) de realizar escritos e investigaciones académicas que se encuentran dirigidas a la administración pública. Sin duda alguna es un trabajo muy gratificante y animo a todo el que pueda y quiera a que colabore en cualquier asociación. El voluntariado es una gran oportunidad para ayudar a todos aquellos que más lo necesitan y además es una gran forma de ganar experiencia laboral, sobre todo si aún no has acabado la carrera, además de ello te ayuda a hacer contactos y a profesionalizarte.

Laura Doncel Ríos
Criminóloga, integradora social y coordinadora de seguridad

¿Qué necesitas para acceder al ámbito de la seguridad? ¿Consideras que para el trabajo que realizas los criminólogos tienen un buen perfil?

Para trabajar en el ámbito de la seguridad debes tener formación específica en materia de seguridad privada, ya sea por tu especialización o por algún postgrado o máster que hayas cursado para completar tu formación. Aunque eso es un mero formalismo, únicamente con la carrera ya te encuentras más que preparado para realizar muchas de las tareas que se encuentran vinculadas a este sector.

Sin duda, un criminólogo es el profesional mejor calificado para realizar labores relacionadas con la coordinación o la dirección de la seguridad privada, ya que la amplia formación en materia de prevención delictiva le da las bases necesarias para elaborar planes de prevención, establecer perfiles delincuenciales, detectar hotspots…

¿Qué cualidades debería tener un criminólogo para poder dedicarse a tu ámbito?

Yo siempre he considerado esta profesión como muy vocacional y a la vez que un tanto sacrificada. Un criminólogo, independientemente del ámbito al cual se dedique debe ser objetivo y buen profesional, no puede dejarse guiar por los estereotipos y debe tener una mente abierta. Todos tenemos un determinado colectivo que nos sensibiliza más que otros, una experiencia pasada, una vivencia de un familiar cercano que nos ha marcado y la cual no nos permite actuar con rigurosidad. De ser así, yo lo que puedo aconsejar es que intentes separar la persona del criminólogo, y que nunca, nunca, pierdas la objetividad. Cada caso, cada situación, cada persona es distinta y necesita que puedas dar el 100% de tu profesionalidad, para que tu trabajo pueda ser efectivo.

Pero sobre todo como he expuesto de forma anterior, un criminólogo debe estar en constante formación, por desgracia con el avance de las sociedades también han evolucionado los delitos, estos cada vez tienen tipologías más complejas o son parte de entramados organizados y profesionalizados. Es por ello, que con mayor rapidez una herramienta delincuencial que antes era efectiva ahora resulta obsoleta.

¿Cuál crees que es la clave a la hora de encontrar empleo como criminólogo? ¿Qué opinas respecto a las asociaciones y colegios profesionales en criminología?

Por desgracia, los criminólogos somos “ese gran desconocido” que se encuentra manchado por la mítica estampa de “C.S.I”, lo que dificulta que la gente conozca cuál es nuestra verdadera labor.

Poco a poco y sobre todo gracias a los colegios profesionales de criminólogos que se han ido formando y estructurando es estas últimas décadas, cada vez se está separando más la imagen del criminólogo de televisión hacia una visión más real. Es importante que entre nosotros hagamos comunidad y nos ayudemos a crecer como profesionales. Por eso es favorable, sobre todo si acabas de graduarte y estás un poco perdido que te hagas parte del colegio de criminólogos, ellos pueden asesorarte y hacerte un poco de guía. Además en el caso del colegio de criminólogos de Cataluña, van publicando ofertas laborales, cursos, ponencias…que pueden ser gran ayuda.

Sin duda, una de las claves para encontrar empleo es no tener miedo y darse a conocer. No debes temer o tener reparo a la hora de enviar 27833494 emails a empresas, entidades, fundaciones…dándote a conocer, explicando lo que puedes aportar, porque de esta forma no solo te estarás promocionando a ti, sino que estarás fomentando que el mundo conozca esta maravillosa profesión.

De todas formas, siempre recomiendo mucho aprovechar las oportunidades que te brinda la época universitaria, es un momento perfecto para hacer contactos, ya sea a través de las prácticas o a través de las becas que ofrecen prácticamente todas las universidades. Sin duda es una gran forma de comenzar en este ámbito laboral.

¿Qué consejos puedes dar a un criminólogo/a que nos esté leyendo?

El mejor consejo que puedo dar, es que si la criminología es tu pasión, como lo es para mí, luches por ella y no te des por vencido. Es una profesión dura, pero es un ámbito profesional que te puede aportar mucho a nivel personal y que a la vez puede ayudar a que este mundo tan catastrófico sea un poco mejor.

Sé que encontrar trabajo como criminólogo actualmente es una tarea ardua, pero si tu camino laboral se ha visto desviado y actualmente no estás ejerciendo como tal, esto no debe ser para ti un impedimento o una frustración, utiliza ese tiempo e inviértelo. Tal vez te surja una idea brillante que acabe materializándose en un buen artículo, y este a su vez te ayude a darte a conocer.

Así que sea cual sea tu disciplina, si es algo que haces con pasión sigue haciéndolo, no lo dejes.

 

¡Muchas gracias por tu entrevista Laura!

Muchas gracias por leernos, ¡juntxs somos más fuertes!

Comparte nuestros contenidos a través de las redes sociales. Puedes encontrarnos en InstagramFacebookLinkedInTwitter y YouTube

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x